¿Cómo se saludan en Suecia?

Una cosa que personalmente me encanta de los países escandinavos es la forma que tiene la gente de saludarse.

Hay dos momentos críticos con un sueco / sueca:

  1. Te presentan a una persona que jamás has visto anteriormente: Sea macho o hembra el interlocutor y seas tú hombre o mujer, debes dar la mano. No dos besos…he dicho la mano. En los países nórdicos no se dan besos de primeras. La mano, siempre…sin dudar.
  2. Encuentro con personas conocidas: Sea macho o hembra el interlocutor y seas tú hombre o mujer, debes abrazar. No dar la mano, ni besos…he dicho abrazar. En los países nórdicos no se dan la mano entre conocidos y tampoco se besuquean. Se abrazan y esto te hace sentir muy pero que muy bien.

Voy a poner algunos ejemplos:

Llegas a una fiesta en casa de un amigo y lógicamente hay gente que conoces y gente que no. Lo primero es sacarse los zapatos y después, como personas educadas que somos, saludaremos a todos los que han sido invitados en la fiesta, uno tras otro, pronunciando alto y claro tú nombre (como si todo el mundo se fuera a acordar de los 25 nombres nuevos que han oído esa noche) y darás la mano a chicos y chicas que sea la primera vez que veas (si tienes un vago recuerdo de haberlo/la visto en otra ocasión no cuenta) y abrazarás efusivamente a los “amigos” que ya conozcas de más de un par de cenas.

Llegas a una reunión de trabajo con tu equipo y un cliente potencial. Todo el mundo se da la mano. Sí, ya sé que al ver ese grupo de suecas (tópico que algún día desmentiremos, a medias) uno quiere aprovechar para meter el morro, pero eso sería un error, profesional. Acaba la reunión y todo el mundo se vuelve a dar la mano. Nada de besos, nada de abrazos. Curiosamente, si ese cliente potencial se convierte en cliente…seguramente acabaréis tomando unas cañas después de cerrar algún negocio y eso acabará en abarazos efusivos. En la siguiente reunión no os olvidéis que toda esa efusividad era parte del incremento de la tasa de alcohol en la sangre.

Prometo que la sensación de abrazar a mucha gente mola, mola mucho. Te da la sensación que esa amistad lleva años fraguándose y que hay una conexión cósmica entre ambos. Además, teniendo en cuenta que yo con mis amigos (España), si me abrazo, lo hago a las 04.00 AM y de lado, pues es una experiencia única que puedes experimentar cerca del círculo polar ártico.

El tema besos no se lleva mucho. Cuando hay mucha confianza puedes ser generoso y lanzarte con un beso en la mejilla. Uno basta. Lógicamente acompañando el abrazo.

Sinceramente, es un aspecto que realmente pienso que hace fuerte las relaciones personales. No tener miedo al contacto físico. Abrazarse con fuerza, demostrar cariño…Es algo fácilmente exportable, que no cuesta un duro y que creo que siendo “cortoplacistas”, nos hará más felices :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

2 comentarios

  • Eva dice:

    Quería felicitarte por tu excelente blog, es un placer leer tus post, son amenos e inteligentes además de enseñarnos sobre una cultura tan fascinante como la escandinava. Pronto me iré a vivir a Vårmland con mi familia a empezar una nueva vida, y por lo que voy leyendo me sentiré muy a gusto por esas latitudes…. Aunque como mujer me quedo un poco preocupada con el tema de las suecas ¿Me sentiré como un patito feo?? jajajaja… Bueno un saludo y no dejes de escribir, que aunque no lo crear existe gente que te lee por tus palabras y no por las fotos de chicas guapas.

    • Jan Badosa Jan dice:

      pues no dejaremos de escribir si esto hace feliz a una persona ;) gracias por seguirme y seguirnos…espero que tu llegada al norte sea maravillosa…y si necesitas algo, silba ;)